Cirugía metabólica HLA Montpellier: curar la diabetes en tan solo 30 minutos

23rd noviembre, 2020 /
«La cirugía metabólica debe servir para evitar que los pacientes con diabetes de tipo 2 enfermen más, ofreciendo una solución conjunta entre el tratamiento médico y el tratamiento quirúrgico», señala el Dr. Joaquín Resa (en la imagen)

En total, 1 de cada 10 personas sufrirá algún tipo de diabetes a lo largo de su vida, ya sea gestacional, de tipo 1, o de tipo 2. Esta enfermedad crónica afecta cada año a 422 millones de personas en todo el mundo, según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los adultos con diabetes, además, tienen un riesgo de dos a tres veces superior de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Ante esta situación, el Dr. Joaquín Resa, cirujano de HLA Montpellier de Zaragoza, señala que la cirugía metabólica podría ser una excelente alternativa para tratar, concretamente, la diabetes tipo 2.  La operación, que apenas dura 30 minutos, ayuda al paciente “a cambiar de vida por completo”, pues no solo se trata de una reducción de peso, sino que también reduce “la hipertesión arterial, la dislipemia, y la cantidad de azúcar en sangre”.

La Unidad de Cirugía Laparoscópica de la Obesidad y el Metabolismo de la Clínica Montpellier de Zaragoza surge en 2004 como respuesta a la necesidad de ofrecer cirugía de la obesidad por laparoscopia de alta calidad y en un amplio abanico de técnicas; desde las operaciones de reducción de estómago hasta los bypass con los que se puede comer de forma normal y además, al perder peso, resolver otro tipo de patologías derivadas porque se absorben menos calorías.

El especialista, que realiza alrededor de 300 cirugías año tras año, apunta que la operación ayuda a reducir la tasa de mortalidad de los pacientes, especialmente de aquellos que tengan riesgo de sufrir una parada cardiaca.

 Además, “la recuperación es muy rápida y en los diabéticos el descenso del azúcar en sangre es progresivo”, comenta el Dr. Resa. “Algunos pacientes abandonan la medicación del azúcar, el colesterol, la hipertensión al ser dados de alta y muchos a lo largo del primer mes. Se pierde peso en relación a las necesidades de cada paciente y poco a poco se van resolviendo las patologías asociadas al sobrepeso”, continúa.

La cirugía metabólica, a pesar de que actúa directamente sobre el aparato digestivo, permite al paciente comer con normalidad, sin disminuir drásticamente la ingesta tras la operación. “La mayoría califica el fenómeno como un milagro. El cambio de vida es total”, concluye el Dr. Resa.


Deja un Comentario